8 trucos para darle un mejor uso al aire acondicionado de nuestro vehículo

Ya estamos en pleno verano y las altas temperaturas son presentes en todo nuestro país. Desde los servicios meteorológicos nos alertan de la llegada de una próxima ola de calor, y es ahí donde el aire acondicionado de nuestro vehículo se convierte en un gran aliado para circular en verano.

Sabemos que el calor resulta peligroso cuando nos ponemos al volante, ya que puede provocar somnolencia e irritabilidad. Así pues debemos utilizar el aire acondicionado de nuestro coche haciendo un buen uso de él.

Desde Fènix Transport queremos daros algunos consejos para mantener vuestros climatizadores en un buen estado y utilizar el aire acondicionado de vuestros vehículos sin que se dispare el consumo de combustible. ¡Empezamos pues!

 

  1. No dejarlo inactivo demasiado tiempo

En invierno, apenas utilizamos el aire acondicionado y la falta de actividad ocasiona la aparición de averías. Así que, independientemente de la época del año, una vez al mes es recomendable encenderlo con el vehículo en marcha para evitar que se resequen y deterioren sus componentes.

 

8 trucos para darle un mejor uso al aire acondicionado de nuestro vehículo

  1. Cambiar el filtro para favorecer el mantenimiento

Limpiar el filtro del aire y sustituirlo cuando sea necesario es una sencilla operación que nos puede suponer un notable ahorro de dinero. Un filtro en buenas condiciones nos garantizará un espacio libre de polen y otras partículas contaminantes. Además, un filtro libre de obstrucciones facilitará la fluidez de salida del aire, enfriará correctamente y consumirá menos combustible.

 

  1. Bajar antes la temperatura

Para no forzar el aire acondicionado es recomendable favorecer la adaptación de la temperatura exterior e interior. Cuanto más calor haya dentro del vehículo, más combustible gastará el sistema de aire acondicionado al ponerse en funcionamiento. Por eso es bueno disminuir de forma manual la temperatura.  Un truco muy sencillo consiste en bajar las ventanillas de la parte trasera opuesta al conductor y abrir y cerrar la puerta del conductor varias veces. De esta forma, la temperatura bajará hasta 10° de forma rápida.

En caso de que el coche, furgoneta, etc. permanezca demasiado tiempo al sol, lo más aconsejable es circular los primeros minutos de viaje con las ventanillas bajadas para expulsar el aire caliente almacenado en el interior, y posteriormente, encender el climatizador.

 

  1. Siempre en marcha

En estacionamiento con el motor apagado, no se debe utilizar el aire acondicionado, ya que únicamente servirá para gastar combustible. Recuerda que el aire acondicionado enfría mejor mientras el vehículo está en marcha, y que cuanto más rápido vaya el motor, más refrigerará.

 

  1. Entrada de aire exterior

Una vez se haya alcanzado la temperatura deseada, activar la entrada de aire exterior hará que reduzcamos el consumo de combustible.

 

8 trucos para darle un mejor uso al aire acondicionado de nuestro vehículo

  1. Prestar atención a la temperatura

La temperatura perfecta del climatizador debería oscilar entre los 21° y los 23°. En estos márgenes, la sensación de fatiga se alivia y aumenta el confort de los pasajeros. Ten especial atención de bajar de esos límites, ya que el gasto de combustible puede incrementarse en un 30%.

 

  1. Ventanillas subidas

Circular con las ventanillas bajadas afecta directamente al consumo de combustible. Esto apenas se nota si vamos a menos de 80 km/h, por ejemplo cuando circulamos por ciudad. Sin embargo, cuando el vehículo supera los 110 km/h, lo mejor es subir las ventanillas y poner el aire acondicionado, para no reducir la aerodinámica del vehículo y disparar el consumo de combustible. Si hablamos de gasolina o gasoil, esto podría suponer un ahorro de 0,3 litros cada 100 kilómetros.

 

8 trucos para darle un mejor uso al aire acondicionado de nuestro vehículo

  1. Apagar el aire acondicionado antes de llegar al destino

Momentos previos a llegar al destino, apagar el aire con la ventilación encendida ayudará al sistema a secarse para evitar la aparición de bacterias y hongos. Uno de los síntomas para su detección es el mal olor procedente del sistema de refrigeración al encenderlo.

 

Con estos sencillos consejos esperamos haceros la conducción un poco más fresca mientras ahorráis combustible. 😉 Desde Fènix Transport os deseamos unas felices, frescas y seguras vacaciones de verano al volante.

 

Fuente: Dirección General de Tráfico.