El mal uso del móvil al volante se dispara

Es de Perogrullo decir que nuestros Smartphones nos han simplificado la vida y son una herramienta imprescindible en nuestro día a día, tanto en el ámbito laboral como en el  personal. Y que sus múltiples herramientas nos ayudan y facilitan el trabajo. Pero no tenemos que olvidar que el mal uso del móvil al volante puede ser, lamentablemente, mortal.

El pasado VI Informe de Distracciones realizado por BP, Castrol y RACE pone en evidencia el incremento exponencial de actitudes peligrosas en el tráfico relacionadas con el uso del teléfono móvil. El informe se basa en una entrevista online a 2.132 usuarios entre los 18 y los 65 años residentes de 17 Comunidades Autónomas.

La encuesta ha revelado datos tan alarmantes como que el 96% confesó haber visto a alguien hablando por el móvil mientras conducía (80% de forma habitual), y el 76% (el 72% muchas y bastantes veces) usando el móvil sin hablar, es decir, manipulándolo o mirándolo.

 

El uso de las redes sociales crece exponencialmente

Según el informe, los que hace unos años eran niños y adolescentes son ahora conductores entre 18 y 24 años y, con su llegada al volante, han incrementado de forma exponencial nuevos usos peligrosos del Smartphone, sin que suponga un descenso en los peligros habituales (como hablar sin manos libres o usar el móvil para chatear o leer el e-mail). Además descubre que las personas pertenecientes a otros rangos de edad también se encuentran mucho más familiarizadas con las nuevas tecnologías, y las han integrado en su día a día.

La mayor diferencia entre la menor franja de edad y el total de conductores se produce en el uso de las redes sociales: un 12% del total de encuestados confiesa usarlas de forma habitual mientras conduce, elevándose el porcentaje hasta el 17% entre jóvenes de 18 a 24 años. Así pues, el uso de las RRSS al volante de forma habitual se sitúa en quinto lugar, por detrás de la manipulación del móvil como GPS (25%), la mensajería instantánea (19%), las llamadas sin manos libres (14%) o la lectura de correos electrónicos (13%).

A raíz de estos malos usos del móvil al volante de nuestros vehículos, aproximadamente 530.000 conductores reconocen haber sufrido un percance o accidente por culpa de una distracción.

 

Hace 5 años, solo el 0,5% afirmaba consultar sus redes sociales

Si comparamos los datos del informe de 2019 con los del 2014, hallamos un incremento preocupante. Hace cinco años, solo el 0,5% de los conductores confesaba usar el móvil para consultar las RRSS (12% con asiduidad en 2019). Apenas un 1% los empleaba para hacer fotos y vídeos (12% este año). Y casi el 8% lo empleaba como dispositivo GPS (este año el porcentaje alcanza el 25%).

Entre otros usos, encontramos también un incremento a la hora de usar el teléfono para enviar o recibir llamadas sin manos libres (12% en 2014 y 14% en 2019) y la mensajería instantánea (14,4% frente al 19% de ahora).

 

El mal uso del móvil al volante se dispara

Ojo con el peatón conectado

A este mal uso del Smartphone  al volante, tenemos que añadirle el incremento del uso del peatón tecnológico que emplea el móvil en situaciones de tráfico, siendo usado por 8 de cada 10 de ellos.

Vemos que con asiduidad un 63% de los peatones hace o recibe llamadas, un 55% envía o lee mensajes de WhatsApp, un 39% escucha música, el 31% utiliza RRSS o hace fotos y vídeos, un 24% envía o lee e-mails y un 23% manipula el GPS.

A propósito de este informe, BP, Castrol y RACE han puesto en marcha la campaña Apaga y Vámonos con la intención de concienciar sobre el mal uso del teléfono móvil tanto en conductores como peatones.

 

Desde Fènix Transport apoyamos al 100% este tipo de iniciativas para que tanto conductores como peatones hagamos un buen uso del móvil y acabemos entre todos/as con las distracciones al volante.

 

Fuentes: apagayvamonos.org | Dirección General de Tráfico.