Rutas de reparto

Uno de los objetivos que tenemos en Fènix es ser personas al servicio de personas, proporcionar un servicio añadido que pasa por el valor del trato y de facilitar el día a día de quien confía en nuestro trabajo y dedicación. Por eso, para nosotros es fundamental crear servicios a medida de nuestros clientes, que supongan un trampolín para su negocio y logística. Por eso, si tu negocio precisa entregas semanales o mensuales en los mismos puntos, una de las opciones perfectas es la ruta programable.

Rutas de reparto: Un apoyo básico para el día a día

¿Qué es un servicio de ruta de reparto?

Se trata de un servicio de transporte que recoge la mercancía en un punto determinado y hace diversos repartos en los puntos solicitados. Por ejemplo, se recoge mercancía en punto A y se lleva hasta el punto B y C dejando la mercancía solicitada en ambos. Eso es lo que la diferencia de un servicio de reparto puerta a puerta, ya que en este último, se recoge donde se requiera y se entrega en el destino solicitado, sin puntos de entrega intermedios.

Éste es un tipo de servicio que no puede solicitarse en las empresas de envíos al uso, donde sólo se pueden enviar los pedidos de un punto A a un punto B pasando por un montón de puntos y procesos intermedios, que pueden afectar al estado de la mercancía, y, por supuesto, el contenido refrigerado o para el mismo día supone casi un imposible. Así pues, la única opción viable es disponer de servicio de entrega propia… o confiar en una empresa como Fènix, que trata de hacerte la vida un poco más fácil.

Las rutas de reparto fijas suponen una pieza clave para una organización óptima del trabajo y los recursos de una empresa, y es que cuando se requieren entregas constantes durante un periodo de tiempo determinado, se establece una ruta periódica (por estaciones, trimestres, meses…), programar las rutas de entrega supone ahorrar trabajo, dolores de cabeza y nervios de última hora; es decir, si sabemos que vamos a precisar una ruta fija todas las semanas, programar la misma nos hace saber que no vamos a tener que estar solicitándola semana tras semana, haciendo el trabajo mucho más llevadero y asegurándonos de que nunca falle nada.

Pero… ¿Qué ocurre si tengo una flota propia pero tengo un problema con varios de mis vehículos? Pues que en Fènix ya hemos pensado en ello y se puede solicitar un servicio de ruta urgente para poder disponer del servicio en el menor tiempo posible. Lo sabemos, siempre nos adelantamos a tus necesidades, no podemos evitarlo 😉

Rutas de reparto: Un apoyo básico para el día a día

¿Cuál es el beneficio de una ruta de reparto fija?

Cuando programas una ruta con Fènix, estás apostando por un elemento clave: la tranquilidad.

La tranquilidad de saber que el reparto va a realizarse cómo y cuando precises, así como saber que todo está controlado por profesionales, es decir, puedes olvidarte del dolor de cabeza de confirmar conductores, revisar camiones, asegurar horarios… porque Fènix trabaja incansable para que todo funcione como un reloj.

¿Hay una baja por enfermedad? Fènix se ocupa de disponer de un conductor que pueda cubrir la ruta solicitada.

¿Hay que pagar vacaciones, seguridad social del conductor…? Fènix factura sólo por los días de servicio solicitados. No hay sorpresas.

¿Qué pasa si uno de los vehículos tiene una avería? NADA. Fènix enviará a otro repartidor con el mismo tipo de vehículo para continuar el reparto.

Además, cuando hablamos de tranquilidad no lo hacemos en vano, y es que Fènix se asegura de que todos los vehículos y transportistas dispongan de toda la regulación y permisos pertinentes para que se pueda repartir y circular de manera totalmente legal y segura. Para que no haya sorpresas.

Por eso, cuando confías en programar una ruta de reparto con Fènix Transport, sabes que estás apostando por profesionalidad, cuidado e implicación por tus necesidades.